Un homenaje a los pioneros que se atrevieron a hacerla

 

Muchos de vosotros nos habéis pedido en diferentes ocasiones, repetir la primera edición de la Rider 1000 y después de un año tan atípico como el que nos ha tocado vivir, hemos creído que este sería un buen motivo para llevarla a cabo.

Aquella Rider memorable, fue muy dura debido a la adversidad meteorológica. Hubo lluvia, niebla, en algunos momentos granizo e incluso, nieve en el Puerto de la Bonaigua. A pesar de las duras condiciones o quizás por ello, la Rider dejó huella.

En esta novena edición, la queremos recuperar poniendo de relieve que muchos de vosotros, fieles a la cita anual, habéis participado en las ocho ediciones celebradas.

Cuando creamos la Rider, ni nosotros como organizadores, imaginábamos la aceptación que acabaría teniendo. Gracias a vosotros, la ilusión y las ganas que pusimos en la organización de la primera edición, continúan creciendo.

Ahora, tenemos la oportunidad de revivir el inicio de la Rider, pasando por los mismos lugares de ese día que a todos nos quedó grabado en la memoria.