EL FIN DE SEMANA DE MAYO

Obsequios para los participantes

Como todos estábamos esperando, este fin de semana era el de la Rider 1000

Más que un evento, es la reunión anual de amigos que compartimos la misma afición por la moto. Descubrir nuevas carreteras, nuevos paisajes, compartirlo y alcanzar el reto que cada uno se propone. Todo esto es lo que, si la situación actual evoluciona favorablemente, es lo que podremos vivir los días 18 y 19 de septiembre de 2020.

Mientras, la tradición que habíamos incorporado en el Briefing previo era, entre otros temas, la de presentar los obsequios que teníamos previsto entregar el día anterior al evento, durante las verificaciones administrativas, con el previsto aplazamiento, os queremos avanzar cuál será el material que entregaremos.

Iniciaremos con la prenda más representativa y tradicional de la Rider, la camiseta técnica:

Con un diseño exclusivo para la conducción de moto, la firma SportHG ha proyectado una camiseta a base de hilo Climaterm® con termorregulación inteligente, absorción y evaporación rápida del sudor. Además, en las partes donde el motorista acumula mas esfuerzo, incorpora partes de fibra de carbono Tech-Carbon, para favorecer la recuperación.

En todas las ediciones, siempre hemos insistido en la conducción responsable y hemos dedicado mucho empeño el todo lo que se refiere a la seguridad. Todos somos conscientes que la línea que separa la diversión del peligro es muy delgada y más vale ser un motorista precavido que un motorista accidentado. Por esto es necesario llevar un buen equipo.

Hay tres de los artículos que entregaremos, que van enfocados en este aspecto:

En esta edición, como ya conocéis, hemos integrado por primera vez en el recorrido, un tramo por el Vallespir francés. Las normas de tráfico en Francia tienen sus propias especificaciones. En este aspecto, hemos creído conveniente añadir a los obsequios, para los que aún no dispongan de él, un chaleco reflectante, personalizado con la imagen de Rider 1000, según la normativa EN ISO 20471, que es obligatorio transportar en la moto.

Otro de los artículos habituales y en la línea de seguridad del anterior, es el brazalete.

Diseñado y elaborado exclusivamente para la Rider 1000, bordado con el logo y la edición 2020, incorpora dos bandas reflectantes de alta visibilidad en la conducción nocturna. Con cierre ajustable tipo “Velcro” y una banda de goma elástica antideslizamiento en la parte interior.

Continuando enfocados en la seguridad, en esta edición hemos añadido un botiquín:

Este kit de primeros auxilios, que cumple la normativa DIN 13167, es obligatorio llevarlo en la motocicleta en Alemania, Austria, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Suiza.

Con un tamaño reducido (16cm x 11cm x 5cm) para que sea cómodo transportarlo en la motocicleta, es lo suficientemente completo para cubrir los auxilios iniciales en caso de accidente.

También, como es tradición desde la primera edición, se entregará el Pasaporte Rider:

Junto con el pasaporte, se entregarán los adhesivos de RIDER 1000, que en esta edición estamos trabajando para incorporar una novedad, la pulsera identificadora obligatoria, la tira recortable para la recogida de los obsequios y el adhesivo con fondo holográfico, con la letra y color que identifica el orden de salida.

Para facilitar la recogida de esta documentación, en esta ocasión, la entregaremos junto a esta bolsa porta documentos:

Con la utilización de esta bolsa quizás podamos evitar que los más despistados, pierdan algunos de los documentos imprescindibles para la participación en el evento.

Junto con los dos adhesivos metálicos, que se entregarán a los que hayan logrado terminar la RIDER y pasen por el último Punto de Paso a recogerlos, también se les entregará la foto de recuerdo que fue tomada en la zona del Photocall antes de la salida:

Hemos dejado para el final, el obsequio más preciado de la Rider, el pin:

El pin se entrega a los participantes que han logrado terminar su itinerario, con los correspondientes sellos en su pasaporte. Un pin exclusivo, único, numerado en gota de resina y alojado en un estuche de joyería, laminada con el logo de la Rider.
Estamos orgullosos de poder entregar todo este material a los participantes, innovando en algunos aspectos, año tras año. Pero lo esencial, lo realmente valioso del evento, es el propio evento, el itinerario, la coordinación, las más de 100 personas que con su dedicación y amabilidad, trabajan durante muchas horas esperando sellar pasaportes, regalando ánimo y sonrisas. Este intangible, es lo realmente importante. Compartir con todos vosotros la pasión por la moto.